Fertiver® y Fertiver Combi® son unos fertilizantes de alta calidad, desarrollados y patentados por SIAVER. Incorporan elementos indispensables para el ciclo de vida de la planta, aportando vigor, ayudando al equilibrio nutricional de la planta y favoreciendo su color:

  • Ayudan al crecimiento de la planta, facilitando la generación de oxígeno, mejorando el proceso de fotosíntesis e intensificando el color verde del césped y las hojas.
  • Estimulan el desarrollo de las raíces, vigorizando la producción de semillas, frutos y flores y refuerzan el sistema inmunitario.
  • Fortalecen a la planta frente a agentes externos como el frío o la sequía y favorecen su crecimiento.
  • Activan el metabolismo de la planta para una absorción óptima de los nutrientes.

Son abonos idóneos para todo tipo de áreas verdes: instalaciones deportivas, parques, jardines o zonas urbanas.

 

Instalaciones deportivas, parques, jardines, zonas urbanas

 

El tipo de abono es granulado, es decir, está formado por pequeñas partículas entre los 3 y los 4 mm. Este tipo de abonado permite una dosificación más precisa, ya que se liberan los nutrientes de forma gradual y ayuda a que el manejo sea más cómodo y que la distribución sobre el terreno sea más uniforme; ya sea aplicándolo manualmente o con equipo especializado.

 

Método de aplicación

Es muy importante que los fertilizantes se apliquen de la forma correcta para obtener el resultado deseado.

La aplicación de un abono tipo granulado como Fertiver® o Fertiver Combi®, de manera generalizada, es la siguiente:

  1. Medir el área que se necesita fertilizar. Generalmente se utilizan 20-30 gr de fertilizante por metro cuadrado. Es muy importante revisar las cantidades de fertilizante que se necesitan.
  2. Si hay que fertilizar áreas grandes, como jardines completos, se puede utilizar una abonadora de fertilizante. De esta manera, se consigue que el fertilizante llegue a la tierra de manera más uniforme. Hay que tener especial cuidado con utilizar la cantidad de fertilizante necesaria y no aplicar demasiado en la misma  área, ya que puede quemar las plantas.
  3. Aplicar el fertilizante directamente en la tierra y alrededor de las plantas que lo necesitan, ya sea con maquinaria especializada o a voleo. Si se decide optar por este último método, es recomendable el uso de guantes de jardinería, ya que los fertilizantes contienen químicos que pueden lastimar la piel.
  4. Finalmente, se debe regar la tierra donde se ha aplicado el fertilizante. Así se logra que el abono se disuelva mejor en la tierra.

Es importante realizar correctamente el proceso para evitar quemar la planta. Por lo general, se aconseja no fertilizar en forma radicular una planta que fue recientemente trasplantada. Se debe esperar como mínimo unos 30 días.

 

Fertiver® y Fertiver combi®, fertilización de alta calidad

 

Fertilización de alta calidad

La gama de fertilizantes Fertiver® y Fertiver Combi® ofrecen un equilibrio adecuado en nutrientes que proporciona una fertilización de alta calidad

  • Contenido equilibrado en nitrógeno: Posee un contenido equilibrado entre nitrógeno nítrico y/o nitrógeno amoniacal. Estas formas del nitrógeno favorecen que esté disponible para la planta durante mucho más tiempo, quedando garantizado un suministro adecuado y continuado de nitrógeno en los momentos de máxima necesidad de las plantas.
  • Fósforo asimilable: El fósforo contenido es soluble en un alto porcentaje, siendo asimilable totalmente por las plantas. El fósforo como elemento es fundamental para un correcto desarrollo de las raíces, favoreciendo un mejor aprovechamiento del agua del suelo, así como de los consiguientes elementos nutritivos, proporcionando una abundante floración.
  • Potasio: El potasio es totalmente soluble y asimilable por los cultivos. El potasio en las plantas está relacionado directamente con una mayor resistencia al frío del invierno, a periodos de sequía, golpes de calor, a plagas y a enfermedades, favoreciendo así la calidad y la producción de las cosechas.
  • Azufre: El azufre ralentiza el proceso de la nitrificación, por lo que prolonga el tiempo de liberación del nitrógeno en el suelo. Además, favorece la asimilación por parte de las plantas de los microelementos existentes en el suelo. La sinergia del azufre y el potasio va a hacer posible que las plantas estén sanas y fuertes.

 

Plan de abonado a medida

 

Plan de abonado a medida

Cada cultivo requiere unas condiciones de mantenimiento y abonado muy específicas: no es lo mismo abonar un vivero que un césped o un cultivo de hortalizas. Por ello, desde SIAVER confeccionamos un plan de abonado a medida totalmente personalizado según las necesidades del cultivo, con diferentes dosificaciones y número de aplicaciones al año.